Alcances y perspectivas


"De la Oficina de la Mujer al Departamento de Igualdad de Género y Desarrollo Social: 10 años. Memoria Institucional. 2017"

A los 10 años de la fundación de la OFIM se observan diversos impactos positivos en el cantón, pues ha brindado continuidad a procesos que estaban centralizados en el gobierno, ha iniciado otros formando lideresas que irradian el bienestar y apoyo a otras mujeres y, sin lugar a dudas, es un proceso en expansión. Los cambios se han venido dando en diversos ámbitos, tanto en la vida cotidiana de los participantes así como en el papel del municipio, como ente local promotor de derechos humanos, al emprender modificaciones en la estructura legal emitiendo políticas que permiten la sostenibilidad de los programas y sus objetivos.

En el caso del Municipio y específicamente del Concejo Municipal, la presidenta Elvira Yglesias Mora (Comunicación personal, 2017), expresa que la DIGDS presenta una claridad conceptual desde un paradigma de Derechos Humanas a partir de una atención creativa e integral, basada en el enfoque de género y en atención de la familia, caracterizada por un planteamiento con profundidad, enfocado en la comunidad, en sí, fundamentado en la atención de asuntos sociales. Dicha concejal reconoce que la DIGDS tiene apoyo desde el Concejo Municipal, el cual ha aprobado el año anterior la Política Municipal de Igualdad y Equidad de Género.

En este sentido, reconoce la necesidad de ampliar los servicios, visualizando un crecimiento de manera que se amplié la atención y se ejecute el Plan Estratégico de Acción de la Política de Género, este va complementado, con nuevos actores, tal es el caso de la incorporación de un profesional en Trabajo Social que se incorpora a la DIGDS el próximo año.

Por su parte, en el caso de los cambios en la vida cotidiana de los participantes de los programas de la DIGDS, tal como menciona doña Zeneida, su vida ha cambiado súbitamente desde que participa en los programas de la DIGDS, al convertirse en una mujer con seguridad en si misma, con fortalezas y capaz de defender sus derechos como ciudadana, es decir, un empoderamiento integral en su cotidianidad.

Este cambio ha trascendido a los hombres, quienes también han gozado de dichos beneficios de forma directa, tal como menciona don Luis Fernando Villalobos, que él manifiesta un cambio positivo en su vida diaria, rompiendo tabúes, ejerciendo actividades que le brindan una salud mental y física, que en su condición de hombre y adulto mayor se tornan vitales para el mejoramiento en su calidad de vida.

Asimismo, envía un mensaje positivo a la población masculina que ve en él un ejemplo y el resultado exitoso de un proyecto dirigido a construir conjuntamente masculinidades sanas, sin prejuicios que atentan contra las relaciones de género.

En la estructura municipal también se han venido dando cambios sustanciales, pues a la hora de la fundación de la OFIM, en el año 2007, la misma era atendida por una persona a medio tiempo, situación que evidentemente limitaba su capacidad de desarrollar programas y atender a la población, esta situación y la necesidad de ampliar la participación de dicha oficina, propició para que se le designará una persona a tiempo completo.

Adicionalmente, se han ejecutado tres diagnósticos tales como el Diagnóstico Cantonal de la Municipalidad de San Isidro de Heredia, como soporte para la elaboración de la Política Municipal de Igualdad y Equidad de género y su plan estratégico (Jager y Quirós, 2016).

El diagnóstico sobre el tema de discapacidad en apoyo a la Comisión de Accesibilidad del Cantón de San Isidro. Y el Diagnóstico Situacional del Cantón de San Isidro de Heredia (TCU: Proyecto TCU-491Comercio y Aduanas: Vinculación con la economía social y solidaria, el emprededurismo y la empresariedad, 2015). Por su parte, entre otros logros están la promoción de políticas municipales, tales como la Política de Buenas Prácticas para la No discriminación motivada por la Orientación Sexual o la Identidad de Género, aprobada en el 2014 y la Política de Igualdad y Equidad de Género, aprobada y publicada 2016. En ambos casos, se interviene en términos normativos en la Municipalidad de San Isidro de Heredia directrices y líneas de trabajo que trascienden a funcionarios y periodos de gobierno, quedando normados y consolidados en la estructura política municipal.

Entre tanto, en su trayecto se incorporaron otros actores que participan en dicha atención por medio de consultorías y coordinados por la encargada de la oficina, condición que ha permitido desarrollar actividades con la colaboración de especialistas en cada tema tratado, así como la contribución de artistas de teatro y danza, que han brindado un acercamiento desde el arte a la atención de los objetivos de la DIGDS.

El crecimiento de la DIGDS también se ha ve reflejado en el aumento de personal, ya que como se mencionó líneas atrás, para el año 2018 se aprobó una nueva plaza para una Trabajadora Social, que de soporte a la encargada de la DIGDS.

Por su parte, otro cambio sustancial ha sido el nombre de la DIGDS, que paso este año 2017 de la Oficina de la Mujer al Departamento de Desarrollo Social y Equidad de Género, condición que le confiere una serie de cambios estructurales en la atención, consolidando los esfuerzos que venía emprendiendo la DIGDS, en material de enfoque integral de género. El cambio es importante, tal como indica don Luis Fernando Villalobos, que le parece muy bien, porque le está dando “participación a todo mundo, porque muchos hombres cuando escuchan que la DIGDS está realizando actividades, se sienten excluidos entonces todo se está cobijando”, así también considera que todos los san isidreños son atendidos sin importar que sean del centro o las periferias del cantón.

En cuanto a las perspectivas a futuro, el crecimiento es previsto por la alcaldía, donde la Dra. Lidieth (Comunicación personal, 2017) indica que a ella le gustaría que esta oficina, ahora departamento, estuviera también como una parte de psicología y una jurídica ya que hay mucha gente que necesita atención en ese campo. Es decir, que la DIGDS, fuera un poquito más interdisciplinaria para la atención a la comunidad. Asegura “a mí me gustaría mucho y que son servicios gratuitos para ellos, qué hay mucha gente que no puede pagar un abogado, no puede pagar una psicóloga hay mucha gente niños, jóvenes, adultos que necesitan atención en psicología entonces también sería bonito poder hacer ese enfoque más integral e interdisciplinario”.

Esta expectativa de crecimiento, también es compartida por el señor Vice Alcalde, Marvin Chaves Villalobos (información personal, 2017), quien indica que la DIGDS va en crecimiento y les gustaría que en las próximas administraciones que vengan den todo el apoyo que se requiera, ya que es importante recalcar que el desarrollo de la DIGDS ha sido “un trabajo en equipo de todas las administraciones que han existido durante estos diez años, el apoyo desde el Concejo Municipal en conjunto con la alcaldía y la comisión ha sido el cien por ciento en esto y reiterarle verdad que ojalá que se siga de la misma forma que se ha ido trabajando en equipo y lo cual ha hecho de esta oficina lo que actualmente es y lo que será, que solamente la vemos crecer y crecer”.

En cuanto a la expectativa de los participantes de la DIGDS, tal como indica Don Luis Fernando Villalobos, quien ve la oficina en unos años potencialmente con más personal, más amplia, y que irá creciendo cada días más fuerte, lo cual se debe a que el trabajo ha calado mucho en el corazón, en el sentimiento de la gente de San Isidro, y que es un espacio reconocido en el cantón, inclusive para las personas que no han participado si conocen de la oficina.

De forma similar, doña Zeneida y Doña Aura, ven que la DIGDS irá modernizándose según las necesidades de la comunidad, ven que se va avanzar más, ven el progreso, con la necesidad de mejorar el presupuesto, y se considera que se está proyectando bien a la comunidad, en sí, visualizan a futuro un espacio mayor.

En síntesis, el camino del avance en los derechos por la igualdad entre mujeres y hombres está lleno de logros, algunos estancamientos, esperas, reformulaciones y nuevas propuestas.

La voluntad por fortalecer el trabajo de lo social teniendo como eje trasversal los derechos humanos, el género, la inclusión, la diversidad, es competencia de las autoridades pertinentes, pero sobretodo, de una población que con más conciencia e ideas claras de un bienestar colectivo, se dirija con esos cuatro ejes como el principal fiscalizador de un cantón que exige mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

0
0
0
s2sdefault

Síganos en: